Impuesto a bebidas alcohólicas: los números en la región

(Por Diego Díaz) Uruguay es el país de Sudamérica en el que las bebidas alcohólicas poseen los impuestos más elevados y pueden llegar a alcanzar el 85%, mientras que Bolivia solo grava entre 1 a 10%. Esto fue extraído del material de apoyo que contiene el Proyecto de Incremento del Impuesto a las Bebidas Alcohólicas y Azucaradas, presentado a finales de octubre.

Image description

“Nuestra presión tributaria es del 9% nada más y generalmente no se paga impuestos en este país. Se habla de mejorar la educación y la salud, pero con la recaudación que tenemos es imposible”, sostuvo el senador Pedro Santacruz, quién es proyectista de la regulación que propone que los tributos de bebidas alcohólicas y azucaradas suban entre 10 y 26%, y de 10% a 18%, respectivamente. Actualmente las bebidas azucaradas tributan el 5%, y las alcohólicas entre 8 a 13%.

Según el proyecto de ley, en relación a las bebidas alcohólicas nuestro país se ubica en el penúltimo puesto y en el antepenúltimo está Argentina, que tiene impuestos desde 8 hasta 20%. Los demás países manejan las siguientes cifras: Chile de 20,5 a 31%, Perú de 20 a 30%, Brasil 40%, Colombia 20 a 48% y Ecuador 75%

Santacruz mencionó que hay una serie de factores que influyen en la presentación de este proyecto, tales como las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud(OMS) y los accidentes de tránsito causados por el consumo de bebidas alcohólicas, que demanda que el Estado gaste más dinero. En cuanto a las bebidas azucaradas, indicó que Paraguay es el mayor país con porcentaje de sobrepeso (57%) y obesidad (22%), existen 640.000 personas con diabetes y por tales motivos es necesario aumentar los impuestos a su criterio.

“La intención también es disminuir el consumo, tanto del alcohol como de las bebidas azucaradas y también obligar a las empresas a poner menos alcohol y conservantes a sus productos. Esta es una cuestión de salud pública”, argumentó Santacruz.

Según Santacruz, es posible que se dé la aprobación del proyecto –que no se trató aún pero ya fue presentado– porque “la gente está tomando consciencia y los senadores no son la excepción”. Explicó que las recaudaciones se distribuirán de esta manera: el 15% para el Fondo Nacional de Desarrollo del Deporte, el 25% para Ley de Atención Integral al Cáncer, el 50% para programas del Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social y 10% para el Ministerio de Educación y Cultura.

“No es oportuno”

Giuliano Caligaris, directivo de la Cámara de Proveedores (Capro) y gerente de marketing de Bebidas del Paraguay dijo que ven como inoportuno plantear una suba de impuestos a las bebidas alcohólicas ante la situación económica actual.

“Ya hemos visto el impacto en las ventas en lo respecta a cervezas en los últimos meses por la devaluación del real y el peso argentino, situación que pone en desventaja competitiva a los productos comercializados formalmente en nuestro país”, manifestó Caligaris.

El directivo añadió que la suba de impuesto podría llevar a una suba de precios y esto incentivaría al aumento del contrabando. “Ayudará a que el sector informal siga creciendo y perjudique a la industria nacional y distribuidores formales que generan fuentes de trabajo”, concluyó.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: